Caso práctico n.º 1 de Septiembre de 2022: Familia, Guarda y Custodia. Comparación de alternativas.

Journal of Psychology Applied to the Trial Process

to the Trial Process

Peritos judiciales psicólogos de Psicología Forense Madrid te ayudan a aclarar aspectos de la Psicología a jueces y personas poco especializadas

Journal of Psychology Applied

to the Trial Process

Peritos judiciales psicólogos de Psicología Forense Madrid te ayudan a aclarar aspectos de la Psicología a jueces y personas poco especializadas

Descripción: Informe Pericial de Guarda y Custodia o Peritaje de Guarda y Custodia. En este artículo técnico se presenta un ejemplo de modelo de informe pericial psicológico de custodia.

2022 Vol. 1, núm. 1 (Versión online)

Conceptualización y caso práctico de un informe pericial de Familia: Comparación de alternativas y recomendaciones desde la Psicología Forense

Descripción: Informe Pericial de Guarda y Custodia o Peritaje de Guarda y Custodia. En este artículo técnico se presenta un ejemplo de modelo de informe pericial psicológico de custodia.

2022 Vol. 1, núm. 1 (Versión online)

Conceptualización y caso práctico de un informe pericial de Familia: Comparación de alternativas y recomendaciones desde la Psicología Forense

Pedro José Horcajo-Gil1

1Psicólogo forense, ámbito privado, España

Resumen

El papel del psicólogo forense en el ámbito del Derecho de Familia es fundamental debido a las repercusiones en las decisiones de los Tribunales en procesos de litigio por la guarda y custodia de hijos menores. En este artículo se presenta un ejemplo de modelo de informe pericial de custodia solicitado a instancia de ambas partes, en el que se evalúa a todo el núcleo familiar. La menor tiene un diagnóstico de trastorno por déficit de atención e hiperactividad (TDAH). En el ejemplo de informe pericial psicológico de custodia se evalúa el estado psicológico de la menor, su interacción con los progenitores y el estado psicológico y competencias parentales de estos para garantizar el interés superior de la menor. Los resultados mostrados en el ejemplo de informe pericial psicológico de custodia indican que uno de los progenitores presenta rasgos narcisistas de la personalidad y bajo altruismo. Aunque estas características no impiden totalmente el ejercicio de la función parental, sí suponen una limitación.

Palabras clave

Competencia parental; Guarda y custodia; Informe pericial psicológico; Trastorno por déficit de atención e hiperactividad (TDAH); Repercusiones forenses.

Abstract

The role of the forensic psychologist in the Family Law is a key element due to the implications on the decisions of the Courts in trial proceedings concerning parental custody of children. This paper provides a sample expert report template at the request of the two parties, in which the whole family is assessed. The child presents a diagnosis of Attention-deficit/hyperactivity disorder (ADHD). In this sample expert psychological report model is assessed the psychological state of the child, her interaction with parents, and the psychological state and parental competences of her parents to ensure the best interests of the child. The assessment results show that one of the child’s parents present narcissistic characteristics and low altruism. Although these characteristics do not prevent the exercise of parental function, it does represent a limitation.

Keywords

Parental competence; Expert psychological report; Parental custody; Forensic implications; ADHD

Citar como: Horcajo-Gil, P. J. (2022). Conceptualización y caso práctico de un informe pericial de Familia: Comparación de alternativas y recomendaciones desde la Psicología Forense. Journal of Psychology Applied to the Trial Process, 1(1). (Versión online)

Introducción

Cada vez es más frecuente y necesaria la figura del Psicólogo como perito judicial en el Derecho de Familia. En especial en los procesos de litigio por el cuidado de un menor el informe pericial de guarda y custodia constituye un medio de prueba fundamental en las decisiones judiciales (Echeburúa, Muñoz y Loinaz, 2011). De ahí la utilidad de un ejemplo de informe pericial psicológico de custodia.

El Interés Superior del Menor (ISM) guía el proceso de toma de decisiones judiciales. Esto es, prima el bienestar del menor sobre cualquier otro interés, inclusive el de los progenitores. Así se muestra a lo largo de este ejemplo de informe pericial psicológico de custodia.

En este ejemplo de informe pericial psicológico de custodia se ha de destacar que la presencia de ambos progenitores en la vida de los menores tras la ruptura de la relación de pareja se relaciona con una mayor posibilidad para los hijos de mantener contactos con ambos progenitores, y este mayor contacto implica un mayor bienestar para los menores (Maccoby y Mnookin, 1997). Se han de tener en cuenta estos datos de cara a la evaluación y elaboración de conclusiones en este ejemplo de informe pericial psicológico de custodia. Se puede ver este contraste de datos en el presente ejemplo de modelo de informe pericial psicológico de custodia.

Resultados de los estudios en Psicología para comparar con los resultados del Informe Pericial de Guarda y Custodia

Si bien Cantón et al. (2013) especifican que no es posible que todas las disputas matrimoniales resulten estresantes a los hijos y que, incluso, en el caso de algunos conflictos constructivos, puede llegar a favorecer un afrontamiento basado en el desarrollo de estrategias de solución de problemas.

Además, Cantón et al. (2002) ya señalaron que, pese a que es posible que los hijos de padres divorciados presenten más dificultades de adaptación en comparación con los hijos de padres que conviven, se podría estar pasando por alto el hecho de que la mayoría de hijos de padres divorciados afrontan las dificultades matrimoniales de sus padres. Así, en el ejemplo de informe pericial psicológico de custodia que se muestra se aprecia que la menor se adapta, a pesar de las dificultades.

Es decir, pueden presentar algún problema durante algún tiempo pero al final superan la situación. Así se observa en el ejemplo de informe pericial psicológico de custodia. Por otra parte, de modo complementario a los aspectos señalados, estos autores también indican que hay variables en cada niño que influyen en la forma de asimilar estas situación (2004). Es necesario tener en cuenta estos datos de estudios científicos a la hora de valorar los resultados que se muestran en este ejemplo de ejemplo de informe pericial psicológico de custodia.

Informe Pericial Guarda Custodia

 

¿Cómo valorar en un informe pericial psicológico de custodia la alternativa más idónea cuando ambos padres son aptos?

En la actualidad, en la valoración de un informe pericial psicológico de custodia de la alternativa más beneficiosa para el menor no se priorizan criterios negativos de decisión, como ocurría hace algunas décadas. Al contrario, se tienen en cuenta principalmente criterios positivos o fomentadores de una parentalidad adecuada. Los resultados del análisis de 502 informes psicológicos pericial de guarda y custodia que realizó Catalán (2015), a la hora de recomendar una custodia compartida lo más importante es la vinculación afectiva con el menor y que los progenitores tengan buenas condiciones en todos los ámbitos.

No obstante, se han de tener en cuenta comportamientos que, sin anular una opción de custodia, sí que podría resultar desaconsejable ante la posibilidad de aparición de conductas negligentes: abuso de alcohol o drogas,  antecedentes de malos tratos o abuso sexual,  y psicopatología grave o perjudicial, entre otras. En el  ejemplo de informe pericial psicológico de custodia que se presenta más abajo se puede apreciar como hay rasgos que sin llegar a tener la gravedad que tiene un trastorno de personalidad, sin embargo, no favorecen el mejor desarrollo de la menor.

Elaboración de informe pericial de guarda y custodia

A la hora de realizar el informe pericial psicológico de custodia el elemento esencial es responder a la pregunta pericial, esto es evaluar las competencias parentales y estado psicológico de los progenitores para el ejercicio de la custodia de los menores. Para ello, se deberá obtener información desde distintos métodos y fuentes tales como entrevistas, test psicométricos y documental. Asimismo, es de especial relevancia prestar la debida atención a las áreas de evaluación, tanto de los progenitores como de los menores (Horcajo-Gil y Dujo, 2020):

Áreas de evaluación de los menores en el informe pericial psicológico de custodia

Valoración de la adaptación del menor a las distintas esferas (personal, social, escolar y familiar).

Adaptación del menor al proceso de separación e identificación de posibles dificultades.

Estado emocional.

Vínculo afectivo con los progenitores.

Áreas de valoración de los progenitores

Estado psicológico y características de personalidad asociadas al cuidado de los menores.

Adaptación a las distintas esferas después de la ruptura.

Actitudes y grado de coparentalidad.

Estilos educativos.

Disponibilidad de tiempo, recursos materiales y red de apoyos.

Plan de parentalidad.

Sensibilidad hacia el cuidado del menor.

Vínculos afectivos con el menor.

Una de las principales limitaciones en la elaboración de informes periciales sobre guarda y custodia en la práctica privada, es la imposibilidad de acceder a todo el núcleo familiar para recomendar una alternativa de guarda y custodia. De no ser así, nos encontraríamos ante otro tipo de informe como, por ejemplo, un informe pericial de competencia parental o capacidad parental, que debería reflejarse de forma clara en el título del informe (Chacón et al., 2009).

A continuación presentamos un caso práctico de ejemplo de informe pericial de de guarda y custodia y régimen de visitas en el que se valora y compara la idoneidad de ambos progenitores y las necesidades del menor. Después, se realiza una propuesta.

Objeto del informe pericial de guarda y custodia:

Evaluación del estado psicológico de la menor y valoración del estado psicológico y competencias parentales de ambos progenitores. Análisis comparativo de idoneidad parental mediante informe pericial de guarda y custodia que valore la capacidad para los cuidados tuitivos.

Metodología del peritaje de guarda y custodia:

Para la emisión del informe pericial psicológico de custodia, se han realizado diversas entrevistas, tanto al progenitor paterno como a la progenitor materna y a la menor (personas peritadas).

Se han mantenido entrevistas con terceros informadores, amigos de los progenitores. Además, se han aplicado pruebas de evaluación psicológica y se ha realizado un análisis exhaustivo de la documentación aportada.

1. Entrevistas con las personas peritadas para realizar el informe pericial psicológico de custodia.

Entrevistas con el progenitor peritado: 

(Día) de (mes) de (año).

Sesiones de entrevista con la progenitora peritada: 

 

Realización de entrevista con la menor peritada: 

 

2. Sesiones de entrevista con terceros informadores:

  • (Día) de (mes) de (año).

 

3. Test aplicadas a los progenitores en el peritaje de guarda y custodia:

Test psicológicos con escalas de validez que evalúan la presencia/ausencia de síntomas psicopatológicos y de rasgos anómalos de personalidad.

PAI (Personality Assessment Inventory). Inventario de Evaluación de la Personalidad. Autores: Morey (2007); adaptación española: Ortiz- Tallo, Santamaría, Cardenal y Sánchez (2011).

MCMI-IV (Millon Clinical Multiaxial Inventory-IV). Inventario Clínico Multiaxial de Millon. Autores: Millon, Grossman y Millon (2015); adaptación española: Dpto. I+D Pearson Clinical en colaboración con Sánchez y Cardenal (2018).

Evaluar la competencia parental

Pruebas (test) e instrumentos psicológicos que evalúan variables relacionadas con el cuidado hacia menores.

Cuestionario para la Evaluación de Adoptantes, Cuidadores, Tutores y Mediadores. Autores: Bermejo et al. (2006).

Otras pruebas psicológicas con escalas de validez que evalúan un amplio espectro de problemas emocionales y de conducta en niños y adolescentes (3-18 años):

Sistema de Evaluación de Niños y Adolescentes. Autores: Fernández-Pinto, Santamaría, Sánchez-Sánchez, Carrasco y Del Barrio (2015). Versiones aplicadas: Primaria Familia (un protocolo con las respuestas informadas por el progenitor peritado y otro protocolo idéntico con las respuestas informadas por la progenitora peritada).

4. Pruebas aplicadas a la menor peritada:

Aplicación de test psicológicos con escalas de validez que evalúan un amplio espectro de problemas emocionales y de conducta en niños y adolescentes (3-18 años):

Sistema de Evaluación de Niños y Adolescentes. Autores: Fernández-Pinto, Santamaría, Sánchez-Sánchez, Carrasco y Del Barrio (2015). Versión aplicada: Primaria Autoinforme 8-12 años  (un protocolo con las respuestas informadas por la menor).

Pruebas

Pruebas (test) psicológicas con escalas de validez que evalúan la adaptación personal, social y familiar de los menores, así como el estilo educativo de los progenitores percibido por los menores:

Test Autoevaluativo Multifactorial de Adaptación Infantil 6ª edición revisada. Autor: Hernández-Guanir).

5. Documentación aportada por los progenitores:

Copia del Convenio Regulador.

Documentos psicopedagógicos de evolución académica: Departamento de Orientación CEIP xxx. Firmados por la Jefa de Departamento y los tutores correspondientes.

Informes de salud mental: evaluaciones del estado mental de la menor.

6. Limitaciones metodológicas del informe pericial psicológico de custodia:

Los peritos acuden al Centro educativo donde recibe enseñanza la menor. Se realiza una entrevista informativa con dos profesores del colegio. No se incluye la información recogida porque no es global, no recibiendo los peritos autorización para recabar la información necesaria en su conjunto, solo información parcial, por lo que cualquier análisis que se pudiera realizar sería incompleto y carecería de validez.

Antecedentes en el ejemplo de modelo de informe pericial de guarda y custodia:

1. Situación actual:

El presente ejemplo de informe pericial psicológico de custodia se enmarca en la disputa por la guarda y custodia de la menor, siendo actualmente el progenitor paterno quien ostenta dicha condición y poseyendo ambos progenitores la patria potestad. Actualmente no existe relación entre los progenitores, reduciendo las comunicaciones a asuntos concernientes a las necesidades de la menor .

Se alerta de la presencia de dificultades de la menor en relación con el proceso de socialización, su desarrollo madurativo y su adaptación al contexto académico, por lo que se solicita una valoración psicológica con el objetivo de que se establezcan unas recomendaciones de cara a tomar las medidas necesarias para proteger y favorecer el interés superior del menor.

2. Recorrido psicobiográfico (anamnesis):

Del progenitor paterno:

El progenitor paterno, de 48 años de edad, nace de parto eutócico y a término, y es el mayor de dos hermanos. Sus padres están fallecidos. Refiere buenas relaciones con su hermano. 

La persona peritada describe una infancia feliz. Vivió en Jaén hasta los siete años, que se trasladó con sus padres y hermanos a Barcelona, en busca de mejores oportunidades laborales. Manifiesta que al principio le costó adaptarse, pero que en poco tiempo empezó a hacer nuevos amigos y se integró en el grupo de iguales. Refiere que su rendimiento académico era bueno, y que le gustaban sobre todo las Ciencias.

Otros aspectos destacados en este ejemplo de informe pericial de custodia

Cursó Técnico especialista en Química de Laboratorio (FPII) y, al finalizar comenzó a trabajar en la industria farmacéutica. Manifiesta que ha ido progresando en su trabajo y que actualmente es jefe del departamento de control de pruebas de una empresa farmacéutica, lo que le permite tener flexibilidad horaria y teletrabajar.

Manifiesta que mantuvo dos relaciones estables antes de conocer a la madre de su hija. Refiere que se conocieron a través de alguien en común y se quedó embarazada cuando el tenía 40 años. Decidieron tener el bebé pero la relación no iba bien y rompieron antes del nacimiento de su hija.

Sobre la progenitora materna:

La progenitora materna, de 45 años de edad, nace en Barcelona de parto eutócico y a término, y es la menor de tres hermanos. Sus padres viven en la actualidad y refiere buenas relaciones con su familia de origen. 

Se Licenció en Arquitectura en la Universidad de Barcelona y, al finalizar los estudios, se trasladó a Berlín donde estuvo viviendo varios años. Refiere que también estuvo unos años trabajando en Luxemburgo. Regresó a Barcelona cuando tenía cerca de 35 años y comenzó a trabajar como freelance. Retrata esta época como laboralmente intensa, por lo que no tenía mucho tiempo para mantener relaciones de pareja.

Inicio de la relación descrita en el ejemplo informe pericial de guarda y custodia

A través de amigos en común conoció al padre de su hija. Refiere que el embarazo fue inesperado pero decidieron tener el bebé. Refiere que cuando se quedó embarazada tenía 37 años y el padre de su hija 4o, lo que influyó en la decisión ya que ambos querían tener hijos. Manifiesta que al principio la relación fue muy bien pero que sus proyectos de vida no cuajaron, ya que considera que el padre de su hija es una persona conformista y poco ambiciosa. 

Refiere que cuando nació la menor la relación ya estaba rota pero que formalizan el reconocimiento de hijo extramatrimonial y establecen el sistema de custodia y régimen de visitas bajo la patria potestad de ambos. 

Acerca de la menor peritada:

La menor nace en Barcelona de parto normal y eutócico en 2013 y tiene nueve años en el momento de la evaluación. Hasta el término de la lactancia estuvo conviviendo con la madre pero con posterioridad ha estado bajo custodia paterna, debido a que la madre tiene que viajar con frecuencia por su trabajo. La patria potestad es compartida, tal y como se establece en el Convenio Regulador.

A nivel motor comenzó la deambulación a los 18 meses y tuvo un retraso en el lenguaje hasta los 12-15 meses, aunque no precisó logopeda. Mantuvo la lactancia materna hasta los 2 años, sin problemas en la introducción de la alimentación. La madre describe a la menor como «una niña alegre y despierta» y el padre dice que es «cariñosa y revoltosa».

Descripción de la situación de la menor en el ejemplo de informe pericial de guarda y custodia

Comenzó la guardería a los tres años y el progenitor paterno refiere problemas de adaptación con su grupo de iguales. A nivel académico refiere que desde el primer curso de primaria ha tenido problemas de adaptación, con dificultades atencionales y necesidad de supervisión continua. Por ello, en 2019 en el centro escolar fue valorada por el equipo de orientación escolar y se adoptaron medidas psicopedagógicas por sospecha de déficit de atención. Asimismo, la menor está en seguimiento por el servicio de Neurología Pediátrica y asiste a terapia individual y grupal en un Centro Psicológico. El progenitor paterno refiere que en los últimos meses han mejorado los resultados académicos y la integración con su grupo de iguales. 

3. Relación de los progenitores pre y post ruptura en el informe pericial de guarda y custodia:

El discurso de ambos progenitores coincide a la hora de describir su relación sentimental, retratándola como muy corta y que deriva en ruptura antes del nacimiento del hija en común. Discrepan en los motivos de la ruptura. Mientras la progenitora materna refiere que se decepcionó al ver el conformismo del padre de la menor, el progenitor peritado manifiesta que la única prioridad de la madre de su hija es el trabajo, y que ante la falta de tiempo juntos acabaron distanciándose.

En la actualidad, la custodia y el régimen de visitas está marcado por un convenio regulador. La custodia es monoparental paterna y la patria potestad compartida.

Descripción de la situación de la menor

Aunque la menor ha estado bajo custodia del padre desde los dos años, la madre quiere cambiar a un sistema de custodia compartida. El progenitor paterno no se opone a que pase más tiempo con la menor pero manifiesta que, en su opinión, un cambio de custodia no es bueno para la menor ya que debido al TDAH que tiene diagnosticado necesita supervisión «para que no se disperse». El progenitor paterno manifiesta que la madre no está pendiente de las actividades académicas de la menor y que, por sus obligaciones laborales, cuando la niña está con la madre pasa mucho tiempo con sus abuelos, lo que repercute en el rendimiento académico de la niña.

4. Dinámica relacional parento-filial pre y post ruptura:

Dinámica relacional paterno-filial pre y post ruptura:

El progenitor paterno refiere que la relación sentimental con la madre de la menor estaba ya rota cuando nació su hija. Sin embargo, manifiesta que estuvo con la madre de la niña durante el parto y que la reconocieron como hijo extramatrimonial enseguida.

Manifiesta que durante los dos primeros años la menor convivía con la madre y que él la veía fines de semanas alternos y tres días entre semana. Cuando la progenitora materna se incorporó al trabajo progresivamente empezó a pasar más tiempo con la niña,  ya que a la madre le resultaba difícil compatibilizar.  Finalmente, decidieron que el tuviera la custodia de la menor pero conservando ambos la patria potestad, según acordaron en el Convenio Regulador. El cambio según refiere no fue difícil para la menor ya que el régimen de visitas era amplio y la menor estaba acostumbrada a que él la cuidara.

Descripción de la menor

Refiere que la menor empezó la guardería a los dos años y que se adaptó bien aunque no era muy sociable. Manifiesta que en primer curso de primaria empezó a tener problemas académicos ya que se distraía con facilidad y era muy inquieta, según le comentaban los profesores. Finalmente, se diagnosticó a la menor con TDAH.

Testimonio sobre la dinámica de relación en la pericial de guarda y custodia

Asimismo, el progenitor paterno refiere que los primeros problemas con la madre han venido a raíz del diagnóstico de su hija ya que la progenitora materna «no se lo cree» y, en su opinión, no supervisa lo suficiente a la menor para que realice las tareas académicas. Asimismo, refiere que no cuida las rutinas de la niña, no le da la medicación y se acuesta tarde los días que está con la madre. 

Descripción de la evolución de la menor

Además, manifiesta que la menor ha ido evolucionando positivamente con las medidas de apoyo del centro escolar y la terapia y que no es momento para un cambio. Además la madre le ha manifestado su deseo de cambiarla a otro centro escolar el próximo curso a lo que él se opone. Considera que la madre no se haya suficientemente implicada con los problemas de la menor y le preocupa el futuro de su hija. En relación con los problemas de socialización de la menor, consideran a que pasa mucho tiempo con el  padre que no es muy sociable.

Relación materno-filial pre y post ruptura:

La progenitora peritada, manifiesta que el embarazo no fue previsto ni planificado, pero fue recibido con júbilo. Refiere haber sido la que mayor implicación ha tenido en relación con los cuidados tuitivos de la menor tras su nacimiento, teniendo la guarda y custodia monoparental materna al principio.

Refiere que tras incorporarse al trabajo le costaba compatibilizar las necesidades de la menor con sus proyectos laborales y que por ello acordó con el padre que este tuviera la custodia de la menor. Manifiesta que su expareja es un buen padre pero considera que no deja que la niña se desarrolle con libertad.

Necesidades de la menor en el momento actual

Además, la progenitora peritada refiere que ahora que la niña tiene nueve años le gustaría tener una custodia compartida, ya que la niña es más autónoma. Manifiesta que la niña está diagnosticada con déficit de atención pero considera que es un diagnóstico erróneo. Manifiesta que su hija es una niña muy despierta y creativa, como ella cuando era pequeña, y que por eso le cuesta seguir las normas. Por eso, considera que lo mejor es cambiarla a otro centro educativo con un programa de enseñanza que ayude a la menor a desarrollar su creatividad, a lo que el padre se opone.

5. Entrevistas con terceros informadores:

Entrevista con el hermano del progenitor peritado:

El hermano del padre de la menor le describe como una persona trabajadora, extrovertida y amable. Refiere que la niña es la prioridad del progenitor peritado y que está muy implicado en su cuidado, sobre todo tras el diagnóstico de TDAH. Manifiesta que padre e hija están muy unidos y que comparten muchas actividades de ocio como ir a montar en bici, patinar o ir al cine. Describe a la menor como una niña muy cariñosa y despierta, y tiene una relación cercana con sus hijos. 

Sesión de entrevista con una amiga de la progenitora peritada:

Refiere que conoció a la progenitora peritada tiene un estudio de Arquitectura en el que ella comenzó a trabajar y que con el tiempo se han ido haciendo amigas. En lo laboral la define como una persona muy independiente, creativa y enérgica. Manifiesta que, cuando la progenitora peritada lo ha necesitado, ella ha cuidado de la menor, y que tiene disposición a hacerlo cuando sea necesario.

Resultados:

1. Exploración psicológica

Del progenitor paterno:

El progenitor peritado se muestra colaborador y se establece un clima adecuado para la evaluación.

Se encuentra bien orientado en espacio, tiempo y persona, apreciándose un nivel adecuado de consciencia y ausencia de alteraciones atencionales. Tampoco se evidencian alteraciones en la senso-percepción. El lenguaje utilizado es apropiado y adecuado al nivel educativo de la persona peritada. No hay alteración del contenido ni curso del pensamiento. Impresiona una inteligencia dentro de la normalidad. Presenta un adecuado nivel de insight (capacidad de apreciar correctamente la realidad de sí misma y del entorno).

Aspectos emocionales

A nivel emocional se muestra eutímico, aunque muestra preocupación por su hija menor. Su día a día se centra en el cuidado de su hija y en su desempeño laboral.  Manifiesta no tener antecedentes psicológicos ni psiquiátricos.

Acerca de la progenitora materna:

Durante la exploración la peritada se muestra colaboradora, estableciéndose rápidamente un clima adecuado de evaluación. Se encuentra bien orientada en espacio, tiempo y persona, apreciándose un nivel adecuado de consciencia y ausencia de alteraciones atencionales. Tampoco se evidencian alteraciones en la senso-percepción.

Lenguaje

El lenguaje utilizado es apropiado y adecuado al nivel educativo de la persona peritada. No hay alteración del contenido ni curso del pensamiento. Inteligencia normal en referencia a su grupo normativo mediante apreciación. Presenta una adecuada abstracción. La persona peritada es consciente de los problemas de su hija de manera parcial, atribuyendo su falta de concentración a una elevada creatividad en la que se ve reflejadaA nivel emocional se muestra eutímica, no apreciándose indicadores de ansiedad.

Sobre la menor peritada:

En las sesiones del informe pericial de guarda y custodia la menor acude con el progenitor paterno a las sesiones de evaluación y su aspecto es cuidado. Durante los primeros estadios de la entrevista mantiene un contacto ocular intermitente, contestando vagamente a las preguntas, defensividad que va descendiendo, estableciéndose finalmente un adecuado rapport. Se muestra nerviosa en su conducta no verbal, agita los brazos por la mesa y mueve agitadamente el lápiz. Se aprecian dificultades a la hora de concentrarse para la realización de los test. 

Atención

Está bien orientada en las tres esferas, con un nivel adecuado de conciencia y sin alteraciones atencionales. Tampoco se evidencian alteraciones en la memoria, en la percepción ni en imágenes mentales. No presenta alteraciones en el curso o contenido del pensamiento, presentando un lenguaje acorde a su nivel educativo. Presenta un adecuado ajuste del discurso y la emocionalidad del mismo. Presenta un insight correcto, siendo consciente de que su forma de pensar y actuar no sigue la inercia social propia de su edad. No se impresiona un discurso aprendido.

2. Pruebas aplicadas al progenitor paterno peritado

Test psicológicos con escalas de validez que evalúan la presencia/ausencia de síntomas psicopatológicos y de rasgos anómalos de personalidad.

PAI

El estudio de la validez e interpretabilidad de la prueba muestra que ha contestado de manera consistente, prestando adecuada atención al contenido de los ítems.  No hay indicadores de sesgo de respuesta en relación con la Impresión Negativa (IMN: T= 51), pero los parámetros asociados a la Impresión Positiva (IMP: T= 54) ponen de relieve una tendencia a mostrar una imagen favorable de sí mismo, aunque no es muy elevada, y puede resultar compatible con el proceso de evaluación.

Características relacionadas con el tratamiento y la forma de comportarse

Asimismo, del estudio de las escalas clínicas se obtienen valores promedio, no encontrándose parámetros significativos. Dentro del análisis de las Escalas Relacionadas con el Tratamiento, destaca las puntuación obtenida en Agresividad (AGR: T= 39) y en Rechazo al tratamiento (RTR: T= 65). Estos datos muestran que la persona peritada muestra baja agresividad y un índice elevado de Rechazo al tratamiento, que se relaciona con que no admiten pocas dificultades y no desean cambiar su situación, lo cual es normal en población no clínica. En cuanto a la escala de Relaciones Interpersonales obtiene una puntuación elevada en Afabilidad (AFA: T= 62) que indica calidez, cordialidad y empatía, con tendencia a perdonar y dar una segunda oportunidad. En relación con el estudio de las subescalas clínicas, las puntuaciones obtenidas en Inestabilidad Emocional (LIM-E: T= 36) reflejan una persona con control emocional. Se concluye que el progenitor paterno no presenta indicadores psicopatológicos.

MCMI-IV

Igualmente los resultados de las escalas de validez muestran que el perfil es válido e interpretable. Las puntuaciones que obtiene el progenitor peritado en los patrones clínicos de la personalidad y en las escalas de patología grave la de personalidad se encuentran dentro de límites normativos, lo que indica ausencia de trastornos de personalidad.

El análisis de las puntuaciones obtenidas en las escalas de evaluación de los síndromes clínicos y los síndromes clínicos graves descarta la presencia de ningún tipo de indicador de psicopatología. Estas puntuaciones descartan la presencia de cualquier trastorno mental y/o síntomas psicopatológicos graves. Estos resultados convergen con la apreciación profesional durante la observación en las sesiones de entrevista.

Test e instrumentos psicológicos que evalúan variables relacionadas con el cuidado hacia menores

CUIDA

Las escalas de validez indica un estilo de respuesta sincera y un nivel atencional adecuado. En relación con el estudio de las escalas primarias obtiene puntos fuertes en las variables Apertura (En= 7), Capacidad de resolver problemas (En= 7), Flexibilidad (En= 7), Sociabilidad (En= 7), Tolerancia a la Frustración (En= 7) y Capacidad de establecer vínculos afectivos o de apego (En= 8). El resto de los parámetros son normativos, no existiendo puntuaciones significativas ni ítems críticos.

Extrapolación de resultados 

Estos valores retratan a un cuidador que se adapta bien a los cambios y situaciones nuevas, con capacidad para identificar y resolver situaciones conflictivas partiendo de una previsión de posibles consecuencias antes de tomar una decisión y con tolerancia a que no se cumplan sus expectativas y deseos.

Se adapta a puntos de vista distintos a los suyos y se siente cómo en situaciones sociales lo que favorece la inclusión de la menor en el mundo de relaciones sociales. Asimismo, muestra un estilo de apego seguro que favorece el establecimiento de lazos afectivos, la seguridad y la confianza. 

Factores de segundo orden

En cuanto al estudio de los factores de segundo orden, la persona peritada obtiene valores promedio en Cuidado responsable (En= 6),  y puntuaciones elevadas en Cuidado Afectivo (En= 7),  y Sensibilidad hacia los demás (En= 8).

Respecto del Cuidado Afectivo retrata a una persona que se muestra receptiva hacia los puntos de vista de los demás, promueve una comunicación afectiva y es afectuosa.

Atendiendo a la puntuación en Sensibilidad hacia los demás, muestra a una persona que se muestra por las preocupaciones ajenas y se implican en los problemas de otros. Por último, el factor Agresividad se halla en parámetros normativos.

Generalización de resultados 

Los resultados encontrados están en la línea de los resultados obtenidos en las Escalas Primarias, retratando un perfil idóneo para el cuidador de la menor a en casos de separación que, según el Manual del CUIDA requiere una adecuada autoestima, capacidad de resolución de problemas, empatía, equilibrio emocional, flexibilidad, reflexividad, sociabilidad, tolerancia a la frustración, capacidad para establecer vínculos afectivos y capacidad de resolución de duelo. La persona peritada no muestra déficits en ninguna de estas áreas y muestra puntos fuertes en la Capacidad de resolución de problemas, flexibilidad, sociabilidad, tolerancia a la frustración y capacidad para establecer vínculos afectivos.

Test psicológicos con escalas de validez que evalúan un amplio espectro de problemas emocionales y de conducta en niños y adolescentes (3-18 años):

SENA

En relación con las Escalas de Validez todos los parámetros son normativos, por lo que el perfil es interpretable. En relación con los Índices globales obtiene puntuaciones ligeramente elevadas en Índice de problemas globales (T=60) e Índice de problemas conductuales (CON: T= 70) y muy elevadas en Índice de problemas en las funciones ejecutivas (EJE: T= 90).

De los resultados en las Escala de Problemas, donde destacan las puntuaciones obtenidas en las escalas Problemas exteriorizados, concretamente en Problemas de atención (T=73) e Hiperactividad-impulsividad (T=68). En relación con los Problemas Interiorizados obtiene puntuaciones medias en Ansiedad (T=47) y Ansiedad social (T=58).

Recursos personales

Asimismo, la Escala de Recursos personales de la menor el progenitor paterno percibe que se halla en un nivel medio (Índice de recursos personales; T=42) que se manifiesta en un nivel medio de Inteligencia emocional (T=42) y de Disposición al estudio (T=51) aunque presenta un nivel medio-bajo en Integración y competencia emocional que indicar que la menor podría presentar dificultades para relacionarse con los demás y desenvolverse de forma adecuada en las interacciones sociales. Estos resultados sugieren que la menor podría presentar dificultades para iniciar contactos con otros y que podría no estar sintiéndose integrado con sus compañeros.

 

3. Pruebas aplicadas a la progenitora materna peritada

Test psicológicos con escalas de validez que evalúan la presencia/ausencia de síntomas psicopatológicos y de rasgos anómalos de personalidad.

PAI

El estudio de la validez e interpretabilidad de la prueba muestra que ha contestado de manera consistente, prestando adecuada atención al contenido de los ítems.  No hay indicadores de sesgo de respuesta en relación con la Impresión Negativa (IMN: T= 49), pero los parámetros asociados a la Impresión Positiva (IMP: T= 64) ponen de relieve una tendencia a mostrar una imagen favorable de sí misma. Asimismo, el perfil es interpretable, aunque ha de valorarse con cautela, ya que el estilo de respuesta orientado a dar buena imagen puede implicar la minimización de parte de las puntuaciones halladas. Asimismo, muestra una ligera elevación en la puntuación obtenida en la Función discriminante de Cashel (DEF; T=62), lo que muestra un esfuerzo por causar una buena imagen.

Características relacionadas con el tratamiento

La interpretación de las escalas clínicas,  arroja valores promedio, no encontrándose parámetros significativos. Dentro del análisis de las Escalas Relacionadas con el Tratamiento, destaca las puntuación obtenida en Rechazo al tratamiento (RTR: T= 67). Las personas con puntuaciones significativas en Rechazo al tratamiento admiten pocas dificultades y no desean cambiar su situación, lo cual es normal en población no clínica. 

Relaciones con otras personas

En cuanto a la escala de Relaciones Interpersonales obtiene una puntuación elevada en Dominancia (DOM: T= 62) que retrata a una persona autosuficiente, segura y con el carácter firme. A menudo prefieren interactuar con otros en situaciones en las que pueden mantener el control de la situación. En relación con el estudio de las subescalas clínicas, destacan las puntuaciones obtenidas en Grandiosidad (MAN-G: T= 70), Egocentrismo (ANT-E: T= 61) e Indiferencia Social (ESQ-S: T= 63) . Reflejan una persona con control emocional. Las elevaciones en Grandiosidad y Egocentrismo indican una tendencia en la persona evaluada a ser excesivamente confiada y centrado en sí misma, pudiendo experimentar bajos niveles de culpa. Asimismo, la puntuación elevada en Indiferencia Social hace referencia a un posible bajo interés por los demás, perfilando a una persona reservada e impasible.

MCMI-IV

Las escalas de validez muestran que el perfil es válido e interpretable. Las puntuaciones que obtiene la progenitora peritada en los patrones clínicos de la personalidad pone de relieve una puntuación significativa en el patrón Clínico de la personalidad Narcisista (5= 75) situándose en el umbral que separa la categoría estilo y tipo. El estudio pormenorizado de las facetas de Grossman retratan a una persona que puede incumplir sus obligaciones personales, dando mucha importancia a la libertad, lo que puede implicar un puntual desajuste a las normas sociales. Tiene un elevado concepto de sí mismo, priorizando sus necesidades a las de los demás, pudiendo incluso llegar a instrumentalizar a los demás para intereses propios. Este tipo de personas tienen un gran desarrollo de la fantasía, dando mucha importancia a su interpretación subjetiva de los hechos.

Generalización de resultados

Estas personas se creen elogiables, especiales, únicos y dignos de toda admiración. Actúan con grandiosidad y seguridad en sí mismos, a menudo sin que haya motivos para hacerlo. También tienen la autoestima muy alta a pesar de que los demás piensen que son egoístas, desconsiderados y arrogantes. Se ven a sí mismos como personas con una fuerza imponente e inspiradora que puede llevar a estimular a los demás.

Estos resultados convergen con la apreciación profesional durante la observación en las sesiones de entrevista.

Pruebas (test) e instrumentos psicológicos que evalúan variables relacionadas con el cuidado hacia menores

CUIDA

El estudio de las escalas de validez indica un estilo de respuesta sincera y un nivel atencional adecuado. En relación con el estudio de las escalas primarias obtiene un punto fuerte en la variables Independencia (En=8) y un punto débil en Altruismo (En=1). La combinación de bajo nivel en Altruismo y muy alto nivel en Independencia es compatible con una tendencia a ser consecuente con su pensamiento, no necesitando actuar en función de lo que se espera de ellos ni de las necesidades de los demás. Además, no les importa lo que piensen los otros sobre sus opiniones.  Existen algunas escalas primarias que, aunque dentro de la media, por su naturaleza cualitativa y su puntuación con tendencia baja deben ser tenidos en cuenta (Flexibilidad; En=4 y Tolerancia a la frustración; En=4). El resto de los parámetros son normativos.

Factores de segundo orden

En cuanto al estudio de los factores de segundo orden, la persona peritada obtiene valores promedio en Cuidado responsableCuidado Afectivo  y Sensibilidad hacia los demás. En cuanto al factor adicional Agresividad obtiene una puntuación elevada (En=7), que puede asociarse a personas con un estilo de acercamiento impositivo y con dificultades para controlar los impulsos o la frustración, siendo una característica negativa para el cuidado de menores.

Asimismo, el bajo Altruismo puede suponer un grave déficit en relación con los cuidados tuitivos del hijo menor, dado que las personas con tan bajo altruismo anteponen sus necesidades a las de los demás.

Otras pruebas psicológicas con escalas de validez que evalúan un amplio espectro de problemas emocionales y de conducta en niños y adolescentes (3-18 años):

SENA

Los parámetros Escalas de Validez son normativos, por lo que el perfil es interpretable. En relación con los Índices globales obtiene puntuaciones medias en Índice de problemas globales (T=54), en el Índice de problemas emocionales (T=51) y en el Índice de problemas conductuales (CON: T= 50), apreciándose solo una ligera elevación en el y en Índice de problemas en las funciones ejecutivas (EJE: T= 60)

El estudio de las Escala de Problemas, la progenitora materna percibe un nivel ligeramente elevado de Problemas de atención (T=67) y un nivel medio de Hiperactividad-impulsividad (T=53). En relación con los Problemas Interiorizados obtiene puntuaciones medias en Ansiedad (T=42).

Además, la escala de Recursos personales de la menor la progenitor materna percibe que se halla en un nivel medio (Índice de recursos personales; T=52) que se manifiesta en un nivel medio de Inteligencia emocional (T=47) y de Disposición al estudio (T=53).

3. Pruebas aplicadas a la menor en el informe pericial de guarda y custodia

Test psicológicos con escalas de validez que evalúan un amplio espectro de problemas emocionales y de conducta en niños y adolescentes (3-18 años):

Prueba SENA

En relación con las Escalas de Validez todos los parámetros son normativos, por lo que el perfil es interpretable.

Del estudio de los Índices Globales se extrae que la menor percibe problemas en el Índice de problemas en las funciones ejecutivas (T= 65). Puntuaciones altas en este índice sugieren dificultades para controlar y dirigir la atención, impulsividad, dificultad para adaptar el comportamiento   diferentes contextos y demandas, y dificultades para controlar estados y respuestas emocionales.

Escala de problemas interiorizados indica una elevación moderada en Ansiedad (T= 65)

Por otra parte, en la Escala de problemas exteriorizados se presenta una elevación moderada en el Índice Hiperactividad-Impulsividad (HIP: T= 64) que indica que la menor presenta un nivel de actividad motriz excesiva (hiperactividad) acompañada de dificultades para inhibir la conducta (impulsividad) y responder reflexivamente aunque no se presentan problemas contextuales en la escuela y el índice de atención se encuentra en parámetros normativos aunque con una tendencia elevada. Asimismo, la menor percibe Problemas de atención (ATE: T=64). En cuanto a los Problemas contextuales la menor percibe Problemas familiares (T=73) y Problemas con la escuela (T=64).

Atendiendo a las Escala de vulnerabilidades la menor obtiene un nivel medio en Problemas de regulación emocional (T=50). Sin embargo, la Escala de Recursos Personales se hallan en parámetros normativos lo que indica que la menor no tiene problemas de autoestima ni de integración social.

Pruebas (Test) psicológicos con escalas de validez en el peritaje de guarda y custodia que evalúan la adaptación personal, social y familiar de los menores y el estilo educativo de los progenitores percibido por los menores:

TAMAI

Considerando las escalas de validez de la prueba, la menor no presenta una tendencia a dar respuestas contradictorias, aunque indica que podría presentar una ligera tendencia a distorsionar la realidad interpretándola a su favor y se relaciona con una personalidad autosuficiente, optimista y expansiva socialmente. Este estilo de respuesta indica que se ha de interpretar con cautela el perfil. 

La puntuación en el factor de Inadaptación General indica la ausencia de problemas percibidos en cuanto a adaptación global en las diferentes esferas de la vida de la menor. Asimismo, la puntuación general en el factor general Inadaptación Personal y los factores que lo componen indica que la menor no percibe problemas de desajuste consigo misma ni dificultad personal para aceptar la realidad como es, en comparación con el grupo de referencia.

Adaptación en los diferentes ámbitos

Mientras que la puntuación en el factor Inadaptación Escolar y los factores que lo componen indica que la menor no presenta problemas de desajuste interno en el aprendizaje ni con respecto al colegio como institución, aunque percibe bajo nivel de laboriosidad y conductas disruptivas con un nivel moderado situado entre la media normativa y un nivel ligeramente superior. Según el análisis de las preguntas, la menor informa de la falta de motivación por el estudio, distracción, es revoltosa e inquieta.

Asimismo, la puntuación en el factor general Inadaptación Social y los factores que lo componen indica que la menor no presenta problemas de desajustes en relación con actitudes de recelo o desconfianza social. Sin embargo, se constata un ligero desajuste percibido que se caracteriza por la despreocupación, adversidad o choque con la normativa social. Por ejemplo, podría presentar un pequeño nivel de inquietud, descuido o desorden.

Ámbito familiar

La puntuación en el factor Insatisfacción Familiar indica que la menor percibe un elevado nivel en problemas familiares. Asimismo destaca una discrepancia educativa alta que indica una situación educativa familiar problemática, que se asocia con la insatisfacción con el ambiente familiar y la relación de los padres entre sí y refleja un nivel de insatisfacción muy alto.

Los factores educación adecuada padre y educación adecuada madre reflejan los estilos de educación de los padres que la menor percibe, es decir, según el criterio de la menor. Para establecer las conclusiones del informe pericial de guarda y custodia la menor percibe un estilo de educación asistencial-personalizado en el padre y que le proporciona afecto y cuidado, y le trata con respeto, aunque percibe elevada normatividad. En cuanto al estilo educativo materno la menor percibe un estilo educativo permisivo, con un nivel muy elevado de desatención percibida y un nivel elevado en carencia afectiva y desigualdad de afecto. 

Integración de datos en este informe pericial de guarda y custodia:

1. Integración de datos de las pruebas aplicadas y entrevista al progenitor paterno:

Como progenitor, destaca su estabilidad emocional, ausencia de indicadores de criterios negativos (patología) y un perfil idóneo de competencias parentales, como así demuestran los cuidados y atenciones que viene procurando a la menor hasta la actualidad. Asimismo, tiene una jornada laboral que se adapta a las necesidades del menor y los medios económicos y disposición adecuados para la crianza del menor.

2. Interrelación (integración) de datos de las pruebas aplicadas y entrevista a la progenitora materna:

La progenitora materna no presenta en el momento actual indicadores psicopatológicos de ningún tipo (no presenta sintomatología psicopatológica). Desde el punto de vista de la personalidad y de aquellos rasgos asociados a las competencias tuitivas destaca una elevada imagen de sí misma, valoración de la realidad autorreferencial, elevado egocentrismo y bajo altruismo y sensibilidad a las necesidades ajenas. Esta falta de interés por los demás recae en un sobredimensionamiento de sí misma, que le impide captar y centrarse en las necesidades ajenas. Los rasgos narcisistas y el perfil egocentrista y de bajo altruismo hallado es negativo en relación con los cuidados tuitivos, dando que puede anteponer sus propios intereses a los de los demás.

Otros aspectos relacionados con la disposición para valorar en el peritaje de guarda y custodia

Por otra parte, su jornada laboral dificulta la compatibilidad con el cuidado de la menor, más aún teniendo en cuenta que requiere mayor supervisión debido al TDAH detectado en la menor. Además, la madre no es plenamente consciente del problema y necesidad de apoyo que requiere su hija menor.

3. Análisis interrelacionado de datos de las pruebas aplicadas y exploración de la menor:

En cuanto a la evaluación heteroinformada de su hija, el progenitor paterno peritado pone de relieve una serie de problemas de carácter externalizante relacionados con problemas de atención e hiperactividad. Por su parte, la progenitora materna, aunque percibe ciertos problemas atencionales infraestima los problemas reales de la menor.

Por su parte, la menor identifica dificultades atencionales, de impulsividad y de control emocional que le generan problemas de adaptación al contexto familiar y escolar, lo que le genera ansiedad. Se aprecia una mayor adecuación del estilo educativo paterno y percibe recursos personales para hacer frente a sus dificultades.

Consideraciones forenses en el peritaje de guarda y custodia:

1. Sobre el estado psicológico de la menor en el informe pericial de guarda y custodia:

El estudio de las pruebas e instrumentos de evaluación administrados a la menor, ponen de relieve que la menor es consciente de la problemática familiar actual ante la cual siente un elevado nivel de insatisfacción, que se asocia con un nivel de discrepancia elevado entre ambos progenitores que pueden suponer dificultades emocionales en la menor.  Este hecho es congruente con la percepción de la menor de dificultades de regulación emocional.

Asimismo, se ha de señalar en este informe pericial de guarda y custodia que la menor es consciente de que presenta dificultades a la hora de regular los impulsos y de mantener la atención, lo que le genera problemas en el ámbito académico. A pesar de la vulnerabilidad descrita, la menor presenta un nivel de autoestima y de integración social entre sus iguales normativizada que le permiten afrontar situaciones conflictivas.

Convergencia de la información

Esta información es convergente con los problemas informados por los progenitores de la menor, aunque la madre es consciente de estas dificultades en un menor grado. Igualmente, esta información es  congruente con las observaciones de la menor en las sesiones de evaluación, en las que se aprecia nerviosismo y dificultad para concentrarse y realizar los test.

Además, en este peritaje de guarda y custodia se ha de señalar que la menor presenta un diagnóstico de TDAH desde 2019. El Manual Diagnóstico y Estadístico de los Trastornos Mentales 5ª Edición (DSM-5; APA, 2014) incluye como el Trastorno por Déficit de Atención e Hiperactividad (TDAH) dentro de los trastornos del neurodesarrollo e incluye como criterios para su diagnóstico:

A- Patrón persistente de inatención y/o hiperactividad-impulsividad que interfiere con el funcionamiento o desarrollo que se caracteriza por (1) y/o (2)

1. Inatención

Seis (o más) de los siguientes síntomas se han mantenido durante al menos 6 meses en un grado que no concuerda con el nivel de desarrollo y que afecta directamente las actividades sociales y académicas/laborales: 

a. Con frecuencia falla en prestar la debida atención a los detalles o por descuido se cometen errores en las tareas escolares, en el trabajo o durante otras actividades (por ejemplo, se pasan por alto o se pierden detalles, el trabajo no se lleva a cabo con precisión).

b. Tiene (Con frecuencia) dificultades para mantener la atención en tareas o actividades recreativas (por ejemplo, tiene dificultad para mantener la atención en clases, conversaciones o lectura prolongada).

c. Parece no escuchar (frecuentemente) cuando se le habla directamente (por ejemplo, parece tener la mente en otras cosas, incluso en ausencia de cualquier distracción aparente).

Comportamiento e intereses

d. No suele seguir (con frecuencia) las instrucciones y no termina las tareas escolares, los quehaceres o los deberes laborales (por ejemplo, inicia tareas pero se distrae rápidamente y se evade con facilidad).

e. Dificultad para organizar tareas y actividades (por ejemplo, dificultad para gestionar tareas secuenciales; dificultad para poner los materiales y pertenencias en orden; descuido y desorganización en el trabajo; mala gestión del tiempo; no cumple los plazos).

f.  Evita, le disgusta o se muestra poco entusiasta en iniciar tareas que requieren un esfuerzo mental sostenido (por ejemplo tareas escolares o quehaceres domésticos; en adolescentes mayores y adultos, preparación de informes, completar formularios, revisar artículos largos).

Distracciones

g. Pierde cosas necesarias para tareas o actividades (por ejemplo, materiales escolares, lápices, libros, instrumentos, billetero, llaves, papeles de trabajo, gafas, móvil).

h. Se distrae con facilidad por estímulos externos (para adolescentes mayores y adultos, puede incluir pensamientos no relacionados).

i. Olvida las actividades cotidianas (por ejemplo, hacer las tareas, hacer las diligencias; en adolescentes mayores y adultos, devolver las llamadas, pagar las facturas, acudir a las citas).

2. Hiperactividad e Impulsividad

Seis (o más) de los siguientes síntomas se han mantenido durante al menos 6 meses en un grado que no concuerda con el nivel de desarrollo y que afecta directamente las actividades sociales y académicas/laborales:

a. Juguetea o golpea con las manos o los pies o se retuerce en el asiento.

b. A menudo (Con frecuencia) se levanta en situaciones en que se espera que permanezca sentado (por ejemplo, se levanta en clase, en la oficina o en otro lugar de trabajo, en situaciones que requieren mantenerse en su lugar.

c. Suele (Con frecuencia) corretear o trepa en situaciones en las que no resulta apropiado. (Nota: En adolescentes o adultos, puede limitarse a estar inquieto.).

d. Frecuentemente es incapaz de jugar o de ocuparse tranquilamente en actividades recreativas.

Impulsividad

e. A menudo está “ocupado”, actuando como si “lo impulsara un motor” (por ejemplo, es incapaz de estar o se siente incómodo estando quieto durante un tiempo prolongado, como en restaurantes, reuniones; los otros pueden pensar que está intranquilo o que le resulta difícil seguirlos).

f. Bastantes veces (Con frecuencia) habla excesivamente.

g. Habitualmente responde inesperadamente o antes de que se haya concluido una pregunta (por ejemplo, termina las frases de otros; no respeta el turno de conversación).

h. Le suele resultar difícil esperar su turno (por ejemplo, mientras espera una cola).

i. Interrumpe (Con frecuencia)o se inmiscuye con otros (por ejemplo, se mete en las conversaciones, juegos o actividades; puede empezar a utilizar las cosas de otras personas sin esperar o recibir permiso; en adolescentes y adultos, puede inmiscuirse o adelantarse a lo que hacen los otros).

Criterios de duración y cambios en función del contexto

B- Algunos síntomas de inatención o hiperactivo-impulsivos estaban presentes antes de los 12 años.

C- Varios síntomas de inatención o hiperactivo-impulsivos están presentes en dos o más contextos (por ejemplo, en casa, en el colegio o el trabajo; con los amigos o familiares; en otras actividades).

D- Existen pruebas claras de que los síntomas interfieren con el funcionamiento social, académico o laboral, o reducen la calidad de los mismos.

E- Los síntomas no se producen exclusivamente durante el curso de la esquizofrenia o de otro trastorno psicótico y no se explican mejor por otro trastorno mental (por ejemplo, trastorno del estado de ánimo, trastorno de ansiedad, trastorno disociativo, trastorno de la personalidad, intoxicación o abstinencia de sustancias).

Diagnóstico diferencial en el informe pericial de guarda y custodia

En esta evaluación pericial teniendo en cuenta la exploración, la integración de datos de los test y los informes médicos y escolares a los que ha tenido accedo se considera que la menor presenta características compatibles con un TDAH predominante con falta de atención. Estos síntomas están presentes en dos o más contextos (familiar y escolar), lo que le genera a la menor interferencias en el ámbito académico.

Otros problemas que se descartan en este ejemplo de informe pericial de custodia

En este ejemplo de informe pericial psicológico de custodia se muestra un diagnóstico diferencial con otros posibles trastornos en base a los resultados de las pruebas, exploración psíquica del menor y documentación analizada. Respecto del trastorno por déficit de atención/hiperactividad (TDAH) se ha de señalar que aunque las personas con TDAH y TEA muestran inatención, disfunción social y un comportamiento difícil de manejar en el TEA es característico la desvinculación social, el aislamiento y la indiferencia a señales de comunicación que no está presente en las personas con TDAH.

Además los resultados de este ejemplo de informe pericial de custodia muestran que las rabietas se producen por una incapacidad de tolerar los cambios en el curso de acontecimientos esperados mientras que en las personas con TDAH se producen en el curso de una transición importante a causa de la impulsividad y el bajo autocontrol. 

2. Sobre el estado psicológico, personalidad y competencias parentales de los progenitores evaluadas en este peritaje de guarda y custodia:

Estado psicológico, personalidad y competencias parentales del progenitor paterno en el ejemplo de informe pericial de custodia

El progenitor paterno tiene la custodia monoparental desde que la menor tenía dos años, habiendo realizado una adecuada gestión de las dificultades surgidas durante estos años.

La persona peritada refiere realizar un seguimiento médico, académico y psicológico de la menor, aunque considera que es preciso seguir trabajando en las carencias que presenta en relación con los problemas atencionales especialmente.

Afrontamiento de la situación

Un buen análisis de la situación y de los propios recursos personales o repertorio de estrategias, suponen un buen predictor de comportamientos adaptativos, tal y como ocurre en el caso de la persona peritada, que está realizando una gestión óptima de sus recursos, manteniendo una autopercepción ajustada a la realidad.

De cara a elaborar las conclusiones del informe pericial de guarda y custodia hay que tener en cuenta que esta estrategia de afrontamiento resulta adaptativa ante la situación presente, siendo especialmente relevante en relación al cuidado de su hija.

Sobre las rasgos de personalidad y las competencias parentales

Las escalas de la personalidad muestran que: se configura una constelación de rasgos adaptativos, sin que existan anomalías, compatible con una estructura de la personalidad eficiente y funcional.

Respecto de la personalidad se ha de señalar que es un elemento amplio y multidimensional que la literatura ha caracterizado desde distintas ópticas (psicoanalítica, conductista, cognitivo-social, teoría de los rasgos, y perspectiva humanista) que reconocen la riqueza y complejidad del concepto (Friedman y Schustack, 2011; Polaino, Cabanyes y Pozo, 2003). 

Consideraciones en base a los rasgos en este ejemplo de informe pericial de custodia

Los resultados del ejemplo de informe pericial psicológico de custodia rasgos nucleares de la personalidad eficiente son una alta asertividad, autoestima, capacidad de trabajo, confianza en sí mismo, estabilidad emocional, capacidad de aprender de la experiencia, apertura, habilidad para solucionar problemas, imaginación, intuición, visión de futuro, persuasión, versatilidad, visión realista del ambiente, viveza, extraversión, flexibilidad, independencia, iniciativa, motivación de logro, optimismo, perseverancia, tolerancia a la incertidumbre, toma de riesgos y valores personales (Staudinger y Bowen, 2010).

Otras posiciones basadas en datos

Idealmente se espera que los padres o cuidadores, en cumplimiento de sus funciones, establezcan sistemas de relaciones en los cuales se combinen el control y la autoridad con las expresiones de afectos y emociones (Barreto y Puyana, 1996).

Primero se consideran los resultados obtenidos en este ejemplo de informe pericial de custodia. A continuación se indican las consideraciones para el informe pericial de guarda y custodia el progenitor peritado se encuentra en un plano de funcionalidad adecuado, con una tendencia destacada hacia la comunicación y el estilo educativo asertivo.

Consideraciones en base a las capacidades parentales en el peritaje de guarda y custodia

Atendiendo a los factores que dotan de una elevada competencia parental, tiene puntos fuertes en Apertura, Capacidad de resolver problemas, Flexibilidad, Sociabilidad, Tolerancia a la Frustración y Capacidad de establecer vínculos afectivos o de apego se realizan las siguientes consideraciones. No presenta puntos débiles, de manera que se considera que tiene un perfil idóneo como cuidador. Asimismo, en el informe pericial de guarda y custodia es importante tener en cuenta que tiene un amplio margen para el manejo de los horarios que la permite ejercer plenamente las funciones de cuidado, así como una red de tejido de apoyo para la crianza del menor.

Evaluación del estado psicológico, personalidad y competencias parentales del progenitora materna en el informe pericial psicológico de custodia

Características psicológicas en el ejemplo de informe pericial psicológico de custodia

La progenitora materna mantiene una adecuada relación con la menor. Sin embargo, se han detectado rasgos asociados al espectro narcisista, tanto mediante apreciación durante la observación que repercuten negativamente en la menor.

Estos rasgos le pueden llevar a aferrarse a sus interpretaciones subjetivas de la realidad, y a patrones de egoísmo y baja sensibilidad a los demás. Tras evaluar a la progenitora, los resultados mostrados en este ejemplo de informe pericial psicológico de guarda y custodia se aprecia que, en relación con la problemática de su hija, existe una infraestimación de la dificultad y el alcance de las mismas.

Aunque es consciente de las principales áreas problemáticas, considera que su hija está más adaptada de lo que realmente está, atribuyendo todos sus problemas a la elevada creatividad y en su estilo educativo se aprecia un déficit en el sistema normativo y de supervisión que precisa la menor. 

Capacidades parentales en este ejemplo de informe pericial psicológico de custodia

En cuanto a las capacidades parentales evaluadas en este peritaje de guarda y custodia se encuentran valores normativos en todas las escalas asociadas al cuidado como son la autoestima, la capacidad para resolver problemas, la flexibilidad, la empatía o el cuidado afectivo. En línea con lo anteriormente expuesto, en el ejemplo de informe pericial psicológico de custodia destaca una ligera elevación en agresividad y una puntuación muy baja en altruismo, puede suponer un grave déficit en relación con los cuidados tuitivos de la hija menor, dado que las personas con tan bajo altruismo anteponen sus necesidades a las de los demás.

Evaluar las repercusiones de las capacidades parentales en el informe pericial psicológico de custodia

Las competencias parentales, estas deben abarcar tanto una buena adaptación de los padres en áreas como el autocontrol, las relaciones sociales, y el manejo del estrés (Azar y Cote, 2002), como una buena relación con los menores en materia de dedicación personal, ocio compartido, orientación, asesoramiento y asunción del rol padre/madre (Bayot, Hernández y Julián, 2005). Como se ha señalado ya en este ejemplo de informe pericial de guarda y custodia, los déficits en autocontrol, falta de altruismo y falta de insight acerca de la problemática de la menor suponen criterios negativos para ejercer la parentalidad. 

3. Acerca de la propuesta de cambio a un sistema de custodia compartida en informe pericial de guarda y custodia:

Debido a los resultados de la evaluación que sitúan al progenitor paterno como una persona con competencias parentales adecuadas y a las características de la menor, se recomienda el mantenimiento del statu quo, manteniéndose la custodia monoparental paterna, en beneficio del interés superior de la menor. La recomendación en este peritaje de guarda y custodia de que no existan cambios recae en la necesidad de trabajar con la menor desde la estabilidad, evitando cambios bruscos que puedan afectarle a nivel emocional.

Asimismo, en el ejemplo de informe pericial psicológico de custodia se destaca la necesidad de trabajar un adecuado insight en los progenitores de la problemática y un sistema normativo que le ayude a superar las dificultades.

Validez temporal de las conclusiones del informe pericial de guarda y custodia

No obstante, estas recomendaciones hacen referencia al momento presente, por lo que se recomienda una valoración longitudinal. En el caso que atañe, es necesario la intervención con la menor desde el prisma multidimensional, trabajando sus puntos débiles para favorecer, dentro de sus limitaciones, un desarrollo normal y una buena adaptación a las diferentes esferas de su vida. Para ello es necesario trabajar en la coparentalidad de los padres como paso previo para la psicoeducación. Se ha de tomar conciencia de las problemáticas del menor y compartir la responsabilidad y el cuidado.

Necesidad de consenso

Se recomienda que las decisiones relativas a la menor y al manejo de sus dificultades, sean consensuadas y tomadas desde la coparentalidad. Pues es la postura más beneficiosa para cualquier menor. Y en el caso de que no exista un consensos, se recomienda que al padre como cuidador principal. Además, se recomienda que el padre tenga la potestad de poder tomar aquellas decisiones importantes. Así como de aquellas de carácter urgente relativas a la salud y bienestar psicológico de la menor.

Recomendaciones terapéuticas en este informe pericial de guarda y custodia

En cuanto a la progenitora materna, debido a la existencia de criterios negativos de parentalidad asociados a un estilo de personalidad con rasgos narcisistas  se recomienda que trabaje, a través de intervención psicológica, aquellos aspectos de su personalidad que pueden tener un impacto directo en la educación dela menor. Además de la psicoeducación para entender la gravedad de la problemática de su hija menor y que garanticen el aprendizaje de estrategias y pautas de crianza que favorezcan su desarrollo y le permitan gestionar las dificultades existentes de la mejor manera posible.

Conclusiones:

El perito firmante del presente informe pericial psicológico de custodia ha redactado el contenido del mismo con imparcialidad y con arreglo a su leal saber y entender, y a los principios de la Psicología. Con todos los respetos a la Magistrada-Juez que conoce de este caso, se emiten las siguientes conclusiones:

PRIMERA:

La menor presenta un trastorno del desarrollo caracterizado por un déficit de atención e hiperactividad tiene un impacto muy significativo en la esfera académica y familiar. 

SEGUNDA:

El progenitor paterno no presenta indicadores psicopatológicos o presencia de rasgos disfuncionales de personalidad que interfieran con sus competencias tuitivas.  Asimismo, tiene unas adecuadas competencias parentales. Como cuidador principal posee solvencia económica, facilidad de horarios y un tejido social que constituye una fuente de apoyo. Ha sido el progenitor con mayor implicación en los cuidados tuitivos de la menor y tiene un adecuado insight de su problemática.

TERCERA:

La progenitora materna presenta rasgos narcisistas de la personalidad. Tiene características adecuadas asociadas al cuidado, es decir, adecuadas competencias parentales. Sin embargo, se encuentran dos puntos débiles: un nivel muy bajo en la variable Altruismo, que pueden llevar a interponer sus necesidades frente a las de la menor. Además, infra estima la gravedad de las dificultades descritas en la conclusión primera, atribuyendo los problemas de la menor a su elevada creatividad. También hay que destacar que sus proyectos profesionales impiden que la progenitora materna le preste toda la atención que la menor precisa.

CUARTA: 

A raíz de los expuesto, y tras la valoración del núcleo familiar en su totalidad, se recomienda el mantenimiento de la custodia monoparental paterna.

QUINTA:

Debido a los problemas que presenta la menor en los ámbitos escolar y familiar debido a dificultades en la atención y el control de la impulsividad se recomienda una intervención multidisciplinar (médica-psiquiátrica/educativa y pedagógica/psicológica). En caso de desacuerdo, se recomienda que se permita adoptar al progenitor paterno todas aquellas decisiones sobre intervención/tratamiento/elección de centro educativo. Así como cualesquiera estén relacionadas con cuidados y/o atención que pueda requerir la menor. Esta recomendación se fundamenta en la ausencia de patología mental ni de la personalidad en el progenitor paterno. Además, presenta un perfil de competencias parentales sin puntos débiles y la trayectoria de custodia y cuidados ejercida por este.

SEXTA:

Se recomienda a los padres acudir a mediación por el interés del menor. Y evitar posibles disputas que el menor pueda presencia y para que, en general, aumente la coparentalidad. 

SÉPTIMA: en cuanto a la progenitora materna, debido a la existencia de criterios negativos de parentalidad asociados a un estilo de personalidad con rasgos narcisistas se recomienda que trabaje, a través de intervención psicológica, aquellos aspectos de su personalidad que pueden tener un impacto directo en la educación del menor.

Es cuanto cumple informar

En Madrid, a (día) de (mes) de (año).

Referencias bibliográficas:

American Psychiatric Association (2014). DSM-5. Diagnostic and statistical manual of mental disorders (5th Edition). Washington, DC: Author.

Azar, S. T. y Cote, L. R. (2002). Sociocultural issues in the evaluation of the needs of children in custody decision making: What do our current frameworks for evaluating parenting practices have to offer?. International Journal of Law and Psychiatry, 25(3), 193-217.

Barreto, J y Puyana, Y. (1997). Sentí que se me desprendía el alma. INDEPAZ, Universidad Nacional de Colombia. Bogotá.

Bayot, A., Viadel, J. V. H. y de Julián, L. F. (2005). Análisis factorial exploratorio y propiedades psicométricas de la escala de competencia parental percibida. Versión para padres/madres (ECPP-p). RELIEVE-Revista Electrónica de Investigación y Evaluación Educativa, 11(2), 113-126.

Bermejo, F. A., Estévez, I., García, M. I., García-Rubio, E., Lapastora, M., Letamendía, P., (…) y Velázquez, F. (2006). CUIDA. Cuestionario para la evaluación de adoptantes, cuidadores, tutores y mediadores. Madrid: Ediciones TEA.

Sobre la adaptación de los menores y al divorcio mostrada en este ejemplo de informe pericial psicológico de custodia

Cantón, J., Cortés, M. R. y Justicia, M. D.(2002). Las consecuencias del divorcio en los hijos. Psicopatología Clínica Legal y Forense2(3), 47-66.

Cantón, J., Cortés, M. R. y Justicia, M. D.(2004). Conflictos matrimoniales, divorcio y desarrollo de los hijos. Madrid: Ediciones Pirámide.

Cantón, J., Cortés, M. R., Justicia, M. D. y Cantón, D. (2013). Violencia doméstica, divorcio y adaptación psicológica. Madrid: Ediciones Pirámide.

Catalán, M. J. (2015). Evaluación de custodias : criterios psicológicos utilizados por los psicólogos forenses de la Administración de Justicia. Tesis doctoral. Murcia: Universidad de Murcia.

Chacón, F., García, J. F., García, A., Gómez, R. y Vázquez, B. (2009). Madrid: Colegio Oficial de Psicólogos de Madrid.

Evaluación psicológica en el contexto forense de los informes periciales psicológicos de custodia

Echeburúa, E., Muñoz, J. M. y Loinaz, I. (2011). La evaluación psicológica forense frente a la evaluación clínica: propuestas y retos de futuro. International Journal of Clinical and Health Psychology, 11(1), 141-159.

Friedman, H. W. y Schustack, M. W. (2011). Personalidad: teorías clásicas y la investigación moderna. (5.ª ed.). Boston, MA: Allyn & Bacon.

Fernández-Pinto, I., Santamaría, P., Sánchez-Sánchez, F., Carrasco, M. A. y Barrio de, M. V. (2015). Sistema de Evaluación de Niños y Adolescentes. SENA. Madrid: Ediciones TEA.

Hernández, A., Aguilar, C. y Vallar, F. (2018). Inventario Clínico Multiaxial de Millon-IV (MCMI-IV). Departamento de I+D Pearson Clinical & Talent Assessment, en colaboración con M. P. Sánchez y V. Cardenal.

Más referencias bibliográficas (sobre prueba pericial y test):

Horcajo-Gil, P. J. y López, V.  (2020). Contrainforme psicológico pericial: Conceptualización y caso práctico en un supuesto de guarda y custodia. Psicopatología Clínica Legal y Forense20(1), 53-71.

Millon, Th., Grossman, S. y Millon, C. (2015). Millon Clinical Multiaxial Inventory-IV (MCMI-IV). NCS Pearson Inc.

Morey, L. C. (2007). Personality assessment inventory (PAI): Professional manual. PAR (Psychological Assessment Resources).

Ortiz-Tallo, M., Santamaría, P., Cardenal, V. y Sánchez, M. P. (2011). Adaptación española del Inventario de Evaluación de la Personalidad (PAI). Madrid: Ediciones TEA.

Polaino-Lorente, A., Truffino, J. C. y del Pozo Armentia, A. (2003). Fundamentos de psicología de la personalidad. Ediciones Rialp.

 

ARTÍCULOS DE PSICOLOGÍA FORENSE

Journal of Psychology Applied to the Trial Process

Copyright ©2022 psicologia-forense-madrid.es . Todos los derechos reservados.

Llámanos