Informes periciales informáticos

Peritaje informático

Un informe informático pericial o peritaje informático es una prueba documental con valor probatorio en un caso judicial en el que se requiera un análisis de pruebas informáticas. El perito informático forense se encarga de analizar dispositivos informáticos en procesos judiciales en los que se sospecha que se ha realizado un uso inadecuado de la tecnología, se ha producido una brecha de seguridad o los soportes informáticos han sido el vehículo de constitución del delito. Asimismo son de gran utilidad cuando necesitemos certificar que se ha realizado una grabación desde un dispositivo informático determinado.

En determinados casos la realización de un informe informático pericial junto con un informe psicológico forense en el que no disponemos de otras pruebas documentales es vital, especialmente en casos de acoso psicológico laboral, acoso sexual o victimología.

Un buen peritaje informático requiere conocimientos técnicos, softwares especializados y garantizar la cadena de custodia para que la prueba tenga validez judicial.

 

¿Cuándo te puede ser útil un peritaje informático?

 Informes de familia

 Si necesitas un peritaje informático en el ámbito civil o de familia

 

  • Incumplimiento de obligaciones y contratos.
  • Valoraciones de bienes informáticos.
  • Certificación correos electrónicos, Whatsapp y grabaciones.
  • Consentimientos realizados por medios informáticos.

 

 Mobbing

Si buscas obtener medios de prueba en el ámbito laboral

  • Amenazas o insultos por medios tecnológicos (teléfono, correo electrónico o redes sociales).
  • Despidos.
  • Uso indebido de equipos informáticos o vulneración de información confidencial.
  • Certificación correos electrónicos, Whatsapp y grabaciones.

 

Responsabilidad criminal

 

Cuando necesites un peritaje informático en el ámbito penal

  • Amenazas o insultos por medios tecnológicos (teléfono, correo electrónico o redes sociales).
  • Eliminación de pruebas contenidas en dispositivos informáticos.
  • Vulneración de comunicaciones.
  • Estafas, fraudes y delitos económicos.
  • Revelación de secretos, espionaje industrial o delitos contra la propiedad intelectual e industrial.
  • Difusión de datos privados o reservados.
  • Acceso, posesión o divulgación de pornografía infantil.
  • Suplantación de identidad.
  • Certificación correos electrónicos, Whatsapp y grabaciones.

 

Los informes informáticos periciales se pueden realizar a instancia del juez, de una de las partes inmersas en el litigio (aunque la otra parte presente otro peritaje) e incluso se pueden realizar contraperitajes.

¿Cómo es el proceso?

Antes de realizar el peritaje informático mantenemos una sesión informativa en la que nos cuentas tu caso. Te solicitamos documentación previa y valoramos la viabilidad del caso sin compromiso.

Si el caso que nos planteas es viable se realiza el servicio el estudios de los dispositivos informáticos en el laboratorio tecnológico. Al finalizar el estudio, te entregamos un informe pericial que de forma clara, concisa y exhaustiva, incluye el resultado de los análisis realizados en todos los dispositivos informáticos susceptibles de investigación.

Por último, si lo precisas, el perito informático comparece en la vista para ratificar su informe y aclarar las cuestiones planteadas por los operadores jurídicos.