Informe psicológico de incapacidad laboral permanente

Informe pericial incapacidad permanente laboral, Peritaje psicológico incapacidad permanente laboral

INFORME FORENSE DE INCAPACIDAD LABORAL PERMANENTE

Clave para solicitar o reclamar la incapacidad laboral cuando un trabajador está afectado por una alteración psicopatológica que impide o afecta su desempeño profesional

Peritaje psicológico » Peritaje psicológico de incapacidad permanente

En este artículo vamos a ver la importancia de un informe pericial de incapacidad permanente por motivos psicológicos.

Si quieres saber con más detalle en qué consiste un informe psicológico pericial, puedes leer un artículo anterior en el que se explica detalladamente:

Artículo anterior:

¿QUÉ ES UN PERITAJE PSICOLÓGICO? ¿Y UN CONTRAINFORME? IMPUGNACIÓN DE UN INFORME POCO PROFESIONAL

En este artículo vimos qué son los peritajes psicológicos y cuándo te pueden ser útiles. También vimos los errores de los informes psicológicos periciales que invalidan sus conclusiones… [Leer más]

¿Para qué sirve un Informe pericial de incapacidad permanente?

Un peritaje psicológico es un medio probatorio decisivo en procedimientos judiciales de carácter laboral. Así, en el el caso de una incapacidad laboral, el Informe pericial de incapacidad permanente permite aclarar a los operadores jurídicos:

  • Cómo los trastornos psicológicos afectan a un trabajador.
  • Cómo afectan al desempeño de su puesto de trabajo las limitaciones que provoca el trastorno.

Un informe pericial de incapacidad laboral es una prueba decisiva en los procesos judiciales de carácter civil y laboral. Por ello, vamos a ver qué es la incapacidad en el ámbito laboral, su marco legal y psicológico y la valoración pericial psicológica en estos asuntos. 

 El objetivo de la prueba pericial en procesos de incapacidad es determinar en el contexto judicial sobre los trastornos psicológicos que afectan a la persona trabajadora. Además, los trastornos psicológicos suelen afectar el grado de limitación funcional, lo que repercute para su puesto de trabajo. 

En los procesos judiciales de incapacidad laboral, se solicita la valoración de enfermedad o trastorno mental común como: contingencia común, enfermedad profesional, accidentes durante el trabajo, las lesiones o secuelas psicológicas. Estos puedan originar una incapacidad laboral temporal, o una incapacidad laboral permanente. 

¿Qué es una incapacidad laboral?

La incapacidad laboral se considera como la pérdida de aptitudes físicas o mentales. Puede ser funcional o laboral y temporal o permanente (o invalidez). Puede ser como consecuencia del trabajo o como consecuencia del desempleo y de las circunstancias en el que este se produce.

La Seguridad Social asiste con un subsidio económico  a aquellos trabajadores que no pueden trabajar por una incapacidad temporal o permanente.

Incapacidad laboral temporal e incapacidad permanente 

Primero, la Incapacidad temporal es la situación en la que se encuentra el trabajador que está temporalmente incapacitado para trabajar.

Por otra parte, la Incapacidad permanente es la situación del trabajador que, después de haber estado sometido al tratamiento prescrito y de haber sido dado de alta médicamente, presenta reducciones anatómicas o funcionales graves. A su vez, en la incapacidad permanente se establecen unos grados en función de la capacidad de la persona para poder trabajar.

Graduación de la incapacidad permanente

  • Incapacidad permanente parcial para la profesión habitual. El trabajador presenta una disminución de al menos el 33% en su rendimiento normal para su profesión habitual. No obstante, puede desempeñar las tareas fundamentales del puesto.
  • Incapacidad permanente total para la profesión habitual. En este caso el trabajador no puede desempeñar las tareas fundamentales de su profesión habitual con la eficacia necesaria, aunque no se halla impedido para el desempeño de una profesión distinta. Este sería el caso, por ejemplo, de un camionero que tras un accidente de tráfico desarrolla un trastorno de estrés postraumático. No podría continuar ejerciendo su profesión pero podría desempeñar otra distinta.
  • Incapacidad permanente absoluta para todo trabajo.  Inhabilita por completo al trabajador para toda profesión u oficio. Una persona con un trastorno obsesivo-compulsivo que le impulsa a lavarse las manos cada cinco minutos probablemente no pueda ejercer ninguna profesión. 
  • Gran invalidez. Se encuentran afectados aquellos trabajadores que, por consecuencia de pérdidas anatómicas o funcionales, necesite la asistencia de otra persona para los actos más esenciales de la vida.

 

¿Qué implicación tienen estos tipos de incapacidad permanente?

Estos grados en que se clasifica la incapacidad permanente dará derecho al trabajador afectado a una prestación económica determinada.

No obstante, a la hora de solicitar una incapacidad es importante tener en cuenta que deben objetivarse las limitaciones orgánicas, psicológicas y funcionales del trabajador afectado. Asimismo, debe valorarse que capacidades mantiene el trabajador intactas o le permiten, al menos, un desempeño adecuado de su puesto. 

Asimismo, hay que tener presente que las incapacidades permanentes son revisables por agravación o mejoría, así como por error de diagnóstico.

¿Cuándo necesito un peritaje psicológico de incapacidad permanente?

Por tanto, a la hora de solicitar una incapacidad en la que se vean afectados aspectos mentales del trabajador (o en caso de ser revisado) un peritaje psicológico de incapacidad permanente es fundamental ya que permite objetivar el daño psicológico de la persona afectada.

Peritaje psicológico de incapacidad permanente. El informe pericial en un caso de incapacidad laboral

Declaración de incapacidad permanente y el informe psicológico pericial

Primero, ha de extinguirse el plazo de máximo de duración de la incapacidad temporal por el transcurso del plazo máximo de duración. Este plazo en principio es de 12 meses, aunque puede prorrogarse en casos excepcionales hasta 2 años cuando el tratamiento médico y clínico del interesado lo aconseje.

Transcurrido este plazo, el Equipo de Valoración de Incapacidades (EVI) realiza la evaluación del trabajador y emite el dictamen correspondiente.

Hay que tener presente que el EVI está formado por médicos por lo que resulta recomendable presentar un peritaje psicológico de incapacidad permanente

Es fundamental presentar un informe pericial cuando la incapacidad laboral a valorar esté motivada por un trastorno mental o de personalidad.

Un informe psicológico pericial bien fundamentado constituye una  prueba objetiva del daño psíquico por el que se ve afectado el trabajador.

Por otra parte, este peritaje psicológico de incapacidad permanente se podrá utilizar como un medio probatorio en un juicio. Si no obtienes la declaración de invalidez en vía administrativa, será necesario recurrir a la vía contenciosa-administrativa.

¿En qué consiste un peritaje psicológico de incapacidad permanente?

El objetivo del informe psicológico de incapacidad laborar es valorar:

  • La sintomatología que presenta el trabajador.
  • Su afectación en el funcionamiento personal, social y laboral.
  • Posibles secuelas.
  • Descartar simulación.

Resulta de vital importancia establecer el nexo causal. Es decir, la relación entre la sintomatología del trabajador y la incapacidad de desempeñar el puesto de trabajo.

Además, es necesario estudiar pericialmente las causas de tu estado psicológico. El Perito psicólogo experto valorará si las secuelas psicológicas que causan la incapacidad permanente se deben a la situación de haber sido víctima de acoso laboral psicológico.

Una vez valorado tu caso el Perito psicólogo te asesorará sobre la conveniencia de realizar un informe psicológico pericial de incapacidad permanente por acoso laboral (mobbing).

Análisis del estado psicológico de la persona peritada durante un periodo amplio de tiempo

Se parte de un estudio retrospectivo del estado psicológico de la persona peritada y se analiza de forma  longitudinal su funcionamiento y sus vivencias, así como características de personalidad.

Aunque las aptitudes a evaluar dependen de cada situación particular, en términos generales en casos de incapacidad permanente laboral algunas de las áreas e evaluar son: 

  • Capacidad de razonamiento
  • Impulsividad y toma de decisiones
  • Percepción
  • Atención
  • Sintomatología clínica.

Para ello, el perito psicólogo utiliza distintos instrumentos de evaluación. Por ejemplo, test psicológicos con escalas de validez, que permiten  detectar sesgos de respuesta, así como entrevistas a la persona peritada u otros informadores.  Asimismo se realiza un análisis documental de informes clínicos y otra documentación que permita valorar la evolución de la persona peritada.

Requerimientos del puesto de trabajo

Es conveniente recabar información sobre las funciones que desarrolla el trabajador, en donde se describa pormenorizadamente las tareas y funciones que realiza. Y, en su caso, asociar las limitaciones a dichas tareas inherentes a su profesión.

Posibilidades terapéuticas tras el informe pericial de incapacidad permanente

Asimismo, en el informe psicológico se valorará los tratamientos seguidos, su evolución y pronóstico, si se encuentran agotadas todas las medidas terapéuticas, una descripción de las alteraciones psicopatológicas que afectan a la persona peritada, la pérdida de funcionalidad y las consecuencias de dichas alteraciones para los diferentes aspectos y contextos vitales.

Principales trastornos psicopatológicos como causa de incapacidad permanente en el informe pericial

Las principales alteraciones psicopatológicas que afectan e imposibilitan al individuo para su desempeño profesional  son:

  • Trastornos psicóticos.  Por ejemplo, la esquizofrenia puede generar alucinaciones, delirios, así como trastornos en el pensamiento y el comportamiento que afectan al desempeño de las tareas principales de cualquier puesto de trabajo,  como puede ser la organización, la coordinación, las relaciones sociales o la comunicación. 
  • Trastornos cognoscitivos.
  • Trastornos del estado de ánimo. Por ejemplo, depresión o trastorno bipolar.
  • Trastornos de la ansiedad. Se trata de un conjunto de trastorno psicológicos en los que predominan los síntomas de ansiedad. En ocasiones se asocian a otras problemáticas del ámbito laboral como el acoso psicológico o el acoso sexual. Asimismo, existe una elevada comorbilidad (ocurren al mismo tiempo) entre ansiedad y somatizaciones. Otro trastorno frecuente son ataques de pánico y la fobia social.
  • Trastornos del estrés postraumático. Un trastorno habitualmente diagnosticado en procedimientos laborales de accidentes de trabajo es el Trastorno por Estrés Postraumático (TEPT), Si se establece dicho trastorno, hay que tener en cuenta que puede ser agudo o crónico, y de inicio inmediato o demorado. 
  • Trastornos de personalidad.  Los más comunes por los cuales existen diversas sentencias de incapacidad son el trastorno de la personalidad paranoide, el trastorno límite de la personalidad y el trastorno de la personalidad antisocial.
  • Trastornos de control de los impulsos. 
  • Trastornos disociativos.
  • Trastornos adaptativos.
  • Trastornos obsesivo-compulsivos.
  • Estrés laboral.
  • Burnout (incluido por la OMS en la CIE 11).

Dificultades en la evaluación para el peritaje psicológico de incapacidad laboral permanente 

El informe pericial de incapacidad permanente presenta ciertas dificultades para el Perito psicólogo:

  • Primero, hay que partir de que se valoran  secuelas, presumiblemente crónicas e irreversibles, mediante una evaluación posterior. Por ello, no resulta fácil delimitar el daño psíquico del funcionamiento previo.
  • Asimismo, en ocasiones se presentan dificultades a la hora de diagnosticar el trastorno que presenta la persona peritada. Por ejemplo, el informe psicológico de incapacidad permanente debe diferenciar diversos trastornos mentales como ocurre cuando hay que diferenciar entre el trastorno bipolar y el trastorno límite de personalidad.
  • Otra dificultad consiste en la necesidad de establecer un pronóstico, facilitándose esta labor si el trabajador ha estado previamente en tratamiento, y se disponen de informes clínicos.
  • Objetivar el proceso concreto que ha sido causa del trastorno psíquico. Es importante, teniendo en cuenta que las enfermedades laborales, suponen la obtención de una prestación económica mayor de la que obtendríamos por enfermedades comunes.
  • Una duda que puede surgir es la relacionada con la consideración de sus antecedentes o características previas como una concausa preexistente o, por el contrario, debemos considerar que lo previo pierde valor concausal.
  • Por ejemplo, si has sufrido acoso psicológico laboral en tu puesto de trabajo, la empresa podría, por ejemplo, alegar que tu estado se debe a las consecuencias del Covid-19. El perito psicólogo debe demostrar pericialmente un nexo entre tu estado y la situación de hostigamiento psicológico laboral. Si necesitas un informe psicológico de incapacidad permanente contáctanos.
  • Por último, el perito debe descartar simulación en el trabajador.

Otros servicios periciales especializados

Los Peritos Expertos de Psicología Forense Madrid realizan todo tipo de informes psicológicos periciales y contrainformes.

Llámanos